Extractos Celulares

La Terapia Celular fue desarrollada a principios del siglo XX por el Dr. Paul Niehans.

El Dr. Niehans comenzó con la implantación de células frescas llamadas células vivas, consideradas así ya que mantienen intacta la estructura y el contenido bioquímico de estas.

Se puede decir entonces que la terapia celular se enfoca en regular los mecanismos bioquímicos, moleculares, fisiológicos e inmunológicos a través de la introducción de péptidos, aminoácidos y proteínas que se encuentran en los extractos celulares de animales.

Las células animales pueden funcionar en el cuerpo humano porque en órganos específicos no existe una diferencia esencial entre las capacidades enzimáticas y funcionales de las células humanas y animales. A nivel celular la función de los tejidos es esencialmente lo mismo.

El extracto celular fresco es tomado de ovejas o cerdos totalmente sanos.

En todo el proceso no se causa maltrato al animal, que es criado de manera especial y separado de las zonas de común acceso para evitar cualquier contaminación.

Los extractos celulares se obtienen mediante extracción en frío, con un minucioso proceso de manufactura, sin ninguna aplicación de calor. Están completamente libres de aditivos o conservantes. No contienen moléculas proteínicas de cadenas largas, que son las responsables de reacciones alérgicas.

Estos órgano-preparados pueden ser utilizados por vía tópica, oral, subcutánea, intradérmica, intramuscular y endovenosa, de acuerdo con su peso molecular y concentración.

Al introducirse en el cuerpo, se dirigen a los sitios que requieren repararse, buscan su par, la célula de hígado se dirige al hígado, la célula de riñón se dirige al riñón, etc., al ubicar el órgano que le corresponde regenera o repara la estructura celular del mismo.

Extracto Celular: Líquidos o Liofilizados

El Dr. Paul Niehans utilizaba extractos líquidos de células vivas obtenidas en un proceso en frío para ser aplicadas inmediatamente al paciente. Luego, para poder comercializar los extractos celulares, se buscaba la manera de mantener más tiempo activas las células preservando su poder regenerativo y así se desarrolló la técnica de la liofilización. Esta se basa en la deshidratación a bajas temperaturas y pulverización de los extractos celulares líquidos, para luego reconstituirlos agregando agua destilada al momento de la aplicación. Esta técnica de liofilización fue utilizada por varios laboratorios de Europa con mucho éxito, las células se conservan sin necesidad de utilizar preservantes artificiales. Como resultado, se hace posible la comercialización. Se empiezan a vender en varios países de Europa y América como parte esencial de tratamientos regenerativos y anti edad.

Con el tiempo este concepto ha cambiado, se ha vuelto a las células vivas como originalmente lo practicó el Dr. Niehans. Esto se ha logrado gracias al avance de la tecnología moderna. Los laboratorios han descubierto preservantes naturales como el glutatión, la procaína y otros, que añaden en pequeñas cantidades a los extractos celulares líquidos consiguiendo conservarlos excelentemente durante el proceso de comercialización que incluye embalaje, transporte y bodegaje. Así se logra conservar las células activas y potentes, sin necesidad de pasar por el proceso de liofilización. Esto es muy conveniente ya que dicho proceso es muy costoso y además, tiene otros inconvenientes como el requerir mantener estricta y constantemente una cadena de frío.

Se recomienda mantener las células en un lugar fresco, a excepción de épocas de mucho calor o lugares geográficos que mantengan una temperatura por encima de los 35 grados centígrados, en cuyo caso es recomendable mantenerlos en refrigeración.

La demanda de células liofilizadas ha ido decreciendo a lo largo del tiempo, y ahora los laboratorios solamente separan una pequeña cantidad para liofilizarlas, ya que cada vez menos profesionales las requieren. Razón por la cual las células liofilizadas están cayendo en el desuso.

Opciones de Tratamientos.

Los protocolos deben ser establecidos por el profesional de la salud de acuerdo a la condición física de la persona a tratar. Esta es una terapia eminentemente regenerativa por lo que es posible que necesite aplicación de células de varios órganos a la vez dependiendo de las deficiencias presentadas. Por ejemplo si una persona sufre de cirrosis hepática, se recomienda aplicar células de placenta, cordón umbilical, células del órgano directamente afectado como el hígado y otros órganos como riñón y tracto digestivo. En problemas con las funciones del hígado, se recomienda células de hígado, riñón, timo y cordón umbilical. En el caso de hígado graso, se recomienda aplicar células de hígado, páncreas, bazo y timo. Para la hepatitis autoinmune se recomienda timo + mesénquima tres veces a la semana por cuatro semanas, luego de la cuarta semana solamente timo + mesénquima una vez a la semana por cuatro semanas más.

El abanico terapéutico es muy amplio y con muchas probabilidades de éxito. Es muy aplicable para una gran diversidad de padecimientos como trastornos articulares, de columna, problemas digestivos, alergias crónicas, etc. El tratamiento consiste en combinar extractos celulares del órgano enfermo y de los órganos relacionados con su funcionamiento. El resultado es un recurso terapéutico realmente efectivo y sin efectos secundarios, de esta manera se configura lo que llamamos "Medicina Regenerativa" con reales posibilidades de superar problemas en la salud.

Rejuvenecimiento y/o Revitalización.

La Terapia Celular actúa no solamente en personas con padecimientos crónicos degenerativos, sino también en individuos sanos pero que podrían empezar a sufrir de fatiga, pérdida gradual de la visión o vista cansada, disminución de la vitalidad o envejecimiento prematuro.

Es la terapia por excelencia para mantener una calidad de vida óptima y retardar el envejecimiento. La Terapia Celular es preventiva y se la puede aplicar a cualquier edad.

 
Células Madre >
Son células de reserva que contienen todo el código genético de cada uno de los órganos de nuestro cuerpo y sirven para originar nuevas células.
Extractos Celulares >
Los extractos celulares se obtienen mediante extracción en frío, con un minucioso proceso de manufactura, sin ninguna aplicación de calor. Están completamente libres de aditivos o conservantes. No contienen moléculas proteínicas de cadenas largas, que son las responsables de reacciones alérgicas.
MFIII de Suiza >
MFIII de Suiza es una autoridad mundial en terapia celular, tecnología de extracción de ADN celular, investigación con células madre, suplementos nutricionales dietéticos, cosmecéuticos, salud y bienestar.
Timo-Terapia >
Timo es una glándula también llamada la glándula maestra del cuerpo o el centro regulador de las defensas del cuerpo.

*Los productos en esta categoría no tienen la intención de diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, consulte a su médico o profesional de la salud antes de decidir utilizarlos.
Si usted es médico o profesional de la salud, debe ejercer su propio criterio para determinar si estos productos son apropiados para su uso o para sus pacientes. Los resultados pueden variar de persona a persona.